Oracións

CORESMA: Oración da mañá

E. INFANTIL

https://i0.wp.com/4.bp.blogspot.com/-VvfWPfnUsBM/VOyTKa4JVBI/AAAAAAAAFGs/60otJmNOCQo/s1600/cuaresma3.jpg?w=1080

PRIMARIA

Padre nuestro, que estás en el Cielo,
durante esta época de arrepentimiento,
ten misericordia de nosotros.
Con nuestra oración, nuestro ayuno y nuestras buenas obras,
transforma nuestro egoísmo en generosidad.
Abre nuestros corazones a tu Palabra,
sana nuestras heridas del pecado,
ayúdanos a hacer el bien en este mundo.
Que transformemos la obscuridad
y el dolor en vida y alegría.
Concédenos estas cosas por Nuestro Señor Jesucristo.
Amén.

E.S.O.

“Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos”.

La primera bienaventuranza que el Papa Francisco nos invita a reflexionar es sobre los pobres de espíritu.
Pero en una época de crisis como la que vivimos, es inevitable que nos surja esta pregunta: ¿Cómo entender la pobreza como una bendición, como felicidad para la vida?
San Pablo en la carta a los Filipenses nos dice:

«Tened entre vosotros los sentimientos propios de Cristo Jesús. El cual, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios; al contrario, se despojó de sí mismo tomando la condición de esclavo, hecho semejante a los hombres» (Fil 2,5-7)
En Cristo vemos el mejor ejemplo. Siendo rico se despojó de su gloria y se hizo pobre entre los pobres para enriquecernos con su pobreza. Nació pobre en un pesebre y pobre murió en una cruz.

 

Oración da mañá

Bo día! Infantil

Xesús do meu amor,

Ti que es neno coma min,

Por iso che quero tanto

e douche  o meu corazón.

Tómao! Teu é; meu, non.

Primaria

Bo día, Xesús.
Bo día, María.
Ofrézovos o meu corazón e a miña alma.
Axudádeme a ser bo  neste día.

 

 

Secundaria

Señor, no  silencio deste día que nace,
veño pedirche paz, sabedoría e forza.
Hoxe quero ver o mundo con ollos cheos de amor.
Ser paciente, comprensivo, humilde, tenro e bo.
Ver os teus fillos detrás das aparencias,
como os ves Ti mesmo,
para así poder apreciar a bondade de cada un.
Pecha os meus oídos a toda murmuración.
Garda a miña lingua de toda maledicencia.
Que só os pensamentos que bendigan permanezan en min.
Quero ser tan benintencionado e bo
que todos os que se acheguen a min sintan a túa presenza.
Revísteme da túa bondade, Señor,
e fai  que neste día eu me reflicta en Ti.
Amén.

 

Noso Pai, poñemos nas túas mans o nuevo día que o teu amor nos dá.

Queremos darche grazas e ofrecerche, unidas a Xesús, todo o que nel nos aconteza.

Pedímosche graza para vivir hoxe como fillas túas

e pasar pola vida amando os demais, enchéndoos de esperanza e de ledicia.

 

Noso Pai que estás no ceo;

santificado sexa  o teu nome,

veña a nós o teu reino

e fágase a túa vontade

aquí na terra coma no ceo.

O noso  pan de cada día dánolo hoxe;

e perdóanos as nosas ofensas

como tamén perdoamos nós a quen nos ten ofendido;

e non nos deixes caer na tentación,

mais líbranos do mal.

AMÉN.

 

PARA A VIRXE MARÍA

Oh Virxe María!, oh Nosa Nai!

eu ofrézome por completo a Ti,

e en proba do meu filial afecto

conságrote neste día:

os meus ollos, os meus oídos, a miña lingua,

o meu corazón; nunha palabra:

todo o meu ser. Xa que son toda túa

¡oh Nai de bondade!, gárdame

e deféndeme como cousa e posesión túa.

AMÉN.